Derecho Penal

Desde este despacho, entendemos que no es agradable para nadie verse involucrado en actuaciones penales. Es por lo que siempre buscaremos una solución rápida, eficaz y lo menos traumática posible en este tipo de asuntos.

A título ejemplificativo los siguientes asuntos pueden ser motivo de consulta tanto como defensa, como acusación.

  • Asistencia al detenido ante la Policía y en Juzgados.
  • Delitos económicos: apropiación indebida, estafa, falsedades, delitos societarios, blanqueo de capitales, insolvencia punible, falsificaciones, etc.
  • Delitos de tráfico: alcoholemias, exceso de velocidad, conducción sin carné, desobediencia a la autoridad, conducción temeraria y omisión del deber de socorro.
  • Delitos contra el patrimonio: robo, hurto, receptación, daños, defraudaciones, etc.
  • Delitos contra la salud pública: tráfico de estupefacientes.
  • Delitos contra la persona: lesiones, homicidio, asesinato, etc.
  • Delitos administrativos y políticos: cohecho, prevaricación, urbanísticos, tráfico de influencias, malversación, fraudes, negociaciones prohibidas, corrupción e infidelidad en custodia documentos
  • Delitos contra la hacienda pública: delito fiscal.
  • Delitos de violencia doméstica.
  • Delitos contra el medio ambiente y urbanísticos: contra la ordenación del territorio.
  • Delitos contra la libertad: detención ilegal, secuestro, amenazas, coacciones, tortura y contra la integridad moral.
  • Delitos contra la seguridad social y el derecho de los trabajadores.
  • Delitos contra la libertad sexual: agresión sexual, abuso sexual, acoso sexual, etc.
  • Delitos contra la intimidad: descubrimiento y revelación de secretos, allanamiento de morada.
  • Delitos contra los derechos y deberes familiares: abandono de familia, impago de pensiones, sustracción de menores, etc.
  • Delitos contra la propiedad intelectual e industrial.
  • Delitos contra el patrimonio histórico.
  • Delitos de incendios.
  • Delitos contra la administración de justicia: prevaricación, encubrimiento, acusación y denuncias falsas, simulación de delitos, falso testimonio, obstrucción a la justicia, deslealtad profesional, quebrantamiento de condena.
  • Delitos contra el orden público: atentados contra la autoridad, resistencia y desobediencia, tenencia, tráfico y depósito de armas.
  • Delitos contra el honor: calumnia e injuria.
  • Otros delitos.

En definitiva, en cualquier ámbito penal podrá confiarnos su asunto con la mayor de las garantías.

Igualmente, si ya ha sido condenado o si preventivamente se encuentra internado en un centro penitenciario, no dude en hacernos llegar su consulta.